Efectos Psicologicos Comunes ¿Te identificas con alguno? Parte 1

Psicoterapia

766d51f7-888c-4191-8761-38a6a53ffde3png

Por Psic. Miguel Rico Lopez


Nuestra mente es un conjunto de sorpresas, parece que a cada rato quiere jugar con nuestra atención y siempre nos da que pensar.

Extraño eso cierto?

Te has preguntado alguna vez:
¿Por qué hay gente que cuando juega la lotería o el chance (en Colombia un juego similar al de la lotería pero con premios más pequeños) no se atreve a cambiar de numero? ¿Por qué le apuestan solo a un color y les da miedo cambiar a otro? ¿Por qué nos enredamos en proyectos que parecieran no tener pies o cabeza? ¿Por qué hay quien cree en lo asertivo del horóscopo diario?

La máquina cerebral, es creadora y receptora de estímulos, de emociones, de razonamientos y asume las experiencias?.

A medida que pasan los años, nuestro cerebro adquiere una sólida base sobre la que construimos nuestra “realidad” diaria; por eso le creemos capaz de llevar las riendas de los sentidos, y de conducirnos por el que presumimos es el camino adecuado, en relaciones, trabajo, familia, ocio y amigos.

“Para nuestro cerebro es mejor que nos cuenten una historia consistente que una historia verdadera.” -Eduardo Punset-

Nuestra mente hace uso frecuente de los atajos mentales para lograr liberarnos. Y aunque perfecta nuestra maquina cerebral, esta expuesta a pasar por lagunas mentales, cometer errores y momento de inasertividad. Esto ocurre posiblemente por exceso de confianza, u otras veces por defectos en la construcción del pensamiento.

Así como podemos ser conscientes de las equivocaciones cotidianas, como en el caso de los efectos de percepción -no calcular bien las distancias, no percibir adecuadamente la profundidad, la velocidad, confundir colores- también hay otros errores de los que no somos plenamente conscientes y por lo tanto no podemos ver ni sentir.

¿Cuáles son los culpables de estos actos? Los describimos con dos palabras: Los sesgos cognitivos y heurísticos.

¿Qué es un sesgo? Se trata de un simple pero elaborado prejuicio. Un prejuicio es una  “interpretación engañosa y equivocada de la realidad” que puede ser construida en nuestra mente como “lógica y real” y se alimenta del pensamiento selectivo, que solo toma una parte de la información a disposición, la procesa como propia y luego desecha la otra parte sin detenerse a observar su grado de importante.

¿Y que son los heurísticos? Se conocen como los atajos mentales y son tan decididamente necesarios como peligrosamente desacertados. Y si este es el embrollo, ¿Nos sirven para algo?…

Es un hecho que nuestros conceptos, y la manera como hemos sido construidos, nos han limitado la forma como percibimos la información que entra a nuestra mente por medio de los cinco sentidos; es decir que no estamos preparados para esas descargas de información y algunas veces nos quédanos cortos en asumir una respuesta coherente.

El complejo asunto de percibir, aceptar, procesar, ordenar, analizar e integrar la información en línea con nuestros esquemas, para luego poder entregar una respuesta, se torna lento y es tan agotador que en teoría, podría hacer uso exagerado de nuestros recursos mentales que por “practicidad” obliga al cerebro a debatirse entre dos caminos.

“El pensamiento complejo requiere esfuerzo y a la hora de escoger entre dos caminos, nuestro cerebro suele elegir el más sencillo. El esfuerzo mental supone un coste y el cerebro tiende a economizarlo.” -Daniel Kahneman-

Es cierto; los atajos mentales nos liberan de la sobrecarga innecesaria.

Nuestra mente no lo hace de mala onda; solo hace uso de estos atajos con el único fin noble de liberarnos del trabajo agotador y desgastante. Y a pesar de poder pensar que no sería el camino adecuado, toma esta estrategia, que es justo compararla con la realidad del razonamiento lógico o el ensayo – error, para construir experiencia.

Hablemos de algunos de estos atajos mentales, que en verdad no son tan conocidos.

En el maravilloso entorno Psicológico, se han llevado a cabo numeroso y efectivos experimentos orientados a demostrar la real existencia de este tipo de atajos o seguramente anular sus tesis.

Pero como todo debe ser comprobado bajo diferentes circunstancias, últimamente se han llevado a cabo en los laboratorios de las Universidades más prestigios, la reproducción adaptada de algunas de las antiguas investigaciones, corroborando en los resultados, una rotunda confirmación de su existencia.


AnuncioCurso Mundfulness Actualizado 2png
Estos son:

Sesgo de confirmación: 

Imagen relacionada

Elegimos y procesamos la información que se ajusta a nuestras expectativas y que coincide con nuestras ideas y prejuicios, casi sin importarnos si es verdad o es mentira. Esto nos sucede sobre todo en cuestiones emocionales y para apoyar creencias fundamentales.


Sesgo de auto justificación: 

choice-supportive-bias-behavioural economics

A veces, hay decisiones que tomamos y tienen difícil explicación. Esta trampa del cerebro nos ayuda a no torturarnos, ni culparnos demasiado con cosas en las que podemos intuir que hemos fallado. Siempre podemos encontrar motivos para justificarnos, por muy cuestionables que sean.


Sesgo de retrospectiva

Resultado de imagen para Sesgo de retrospectiva

¿cuántas veces hemos pensado: tendría que haberlo sabido? Esto sucede cuando una vez ha pasado un suceso, miramos al pasado y vemos todos aquellas señales que indicaban que iba a suceder. El sentido común se nos presenta de forma injusta, mirando al pasado con la ventaja de saber el final de la historia.


Sesgo del costo hundido:

Imagen relacionada

Nos ocurre cuando nos resistimos a abandonar aquello en lo que hemos invertido tiempo, dinero, esfuerzo e ilusiones, aun cuando la evidencia nos muestra la inviabilidad del proyecto.


La falacia del jugador: 

Imagen relacionada

Se da la creencia en juegos de azar, de que si sale repetidamente un color en una ficha o un número en un dado, se aproxima el cambio en la tendencia. En realidad, lo que la probabilidad nos dice, es que hay exactamente la misma probabilidad que las quince veces anteriores, un 50%.


Sesgo de anclaje: 

Resultado de imagen para Sesgo de anclaje

Tendencia a darle demasiada importancia a la primera información que recibimos o a una referencia previa.

Ejemplo: en una subasta, no es lógico hacer una oferta por debajo de la puja inicial, incluso si ésta está muy por encima del valor real del producto.


Efectos Psicologicos Comunes ¿Te identificas con alguno? Parte 2


 << Abuelos que Educan - Anterior


Siguiente - Efectos Psicologicos 2 >>